¿Cómo elegir una agencia inmobiliaria?

    ¿Cómo elegir una agencia inmobiliaria?

    ¿Cómo elegir una agencia inmobiliaria?

    Alejandro Matos Cabrera / 16 agosto, 2017

    Como consejo para vender un piso es la correcta elección de una agencia inmobiliaria, y esto es mucho más fácil de lo que parece, poniéndose en contacto con inmobiliarias de reconocido prestigio, aunque esto no significa necesariamente una agencia me marca conocida. En muchas ocasiones el mejor profesional trabaja en reconocidas agencias inmobiliarias y otras veces no, ya que es posible que el mejor profesional este a la vuelta de la esquina; por consiguiente, es recomendable no dar de una vez exclusividad, ya que nadie garantiza la venta de una vivienda.

    Del mismo modo no hay que desconfiar de las inmobiliarias, ya que son profesionales que ofrecen sus servicios por lo cual están cobrando; y por este tema no hay preocuparse, ya que si son buenos profesionales venderán el piso rápido y esto es un ahorro que significa desde el punto de vista de evitar alguna bajada de precios en un futuro. Este tipo de servicios solo los debe pagar el vendedor y además solo se cobra si finalmente se vende la vivienda.

    Si se elige bien la agencia inmobiliaria se va a tener muchas más probabilidades de éxito en la venta de un piso; en vista de que vender la vivienda cuanto antes, hace que el patrimonio no baje tanto como si se vendiera unos menos después. También es recomendable consultar y/o preguntar a vecinos o amigos que ya hayan vendido su vivienda con una inmobiliaria en específico, pero esta información adquirida se debe analizar con cautela y con detenimiento. Algo que genera mucha confianza es el hecho de que la inmobiliaria que se elija este asociada a un grupo de inmobiliarias, ya que la aceptación de socios de ambas organizaciones es algo muy controlado y solo forman parte de ellas verdaderos profesionales del sector.

    Algo más que indica el nivel de profesionalidad es detectar a las inmobiliarias que colaboran entre sí, ya que los verdaderos profesionales no van a desperdiciar una oportunidad de venta por el hecho de que un inmueble lo tenga otra inmobiliaria, o dejar de ofrecer un excelente servicio a un cliente por no disponer de la vivienda exacta y especifica que está demandando.

    Para la venta de un piso el mayor interesado obviamente es el dueño de la vivienda, por ende este se debe adaptar a la disponibilidad horaria de los clientes y/o posibles compradores.