22 Jul

Viviendo experiencias viajando en autocaravana

A través de los velos del recuerdo contaré mi grata experiencia en el alquiler de autocaravanas durante el recorrido que emprendí. Recuerdo las plazas pobladas de pájaros y los arboles desnudos de hojas que les sirven de trasfondo y que lo asemejan a un inmenso y gracioso parque, no sabría decir si los árboles estaban al alcance de mis manos o si de ellos colgaban los nidos donde se recogían las alegres aves. Veo ahora como es dulce rememorar los tiempos idos pero repletos de felices recuerdos y todos ellos obtenidos gracias al alquiler de caravanas que brinda el medio, la oportunidad y todas las comodidades para alcanzar ese viaje tanto tiempo deseado.

Como lo mejor debemos hacerlo nosotros mismos, no esperé en la adquisición de boletos aéreos o ferroviarios, sino que simplemente elegí la modalidad de iniciar mi viaje en mis propios términos con el alquiler de autocaravanas, en ellas con frecuencia encontré recompensadas mis ilusiones que prendieron luces en mi espíritu, dándole colorido fugaz a los caminos de España.

En las tardes después de la siesta tomada en las cómodas habitaciones en que se encuentra dividida la disposición estructural de las Autocaravanas, me acercaba a la cocina bien provista del equipamiento necesarios para realizar todos los platos a mi gusto y que con la posibilidad de agregar ingredientes autóctonos de cada localidad que transitaba y nuevos a mi paladar, se convertían cada vez en una mágica experiencia culinaria.

Esta portentosa aventura realizada con el alquiler de caravanas tuvo como premio dulces experiencias, el conocimiento de primera mano de regiones por mi desconocidas, el disfrute del calor humano que placía en cada región visitada, el cual hubiera sido imposible obtener, con otro medio de transporte más impersonal como aviones o trenes que ganan en velocidad pero pierden en conocimientos enriquecedores de la experiencia de viajar.